Turismo de salud para recargar fuerzas

fuente: Merlin Phuket (Flickr)

La salud y el bienestar son dos de las grandes preocupaciones de una población cada vez más envejecida, y un tipo de turismo nuevo viene creciendo de forma imparable desde el año 2010 alimentado por la búsqueda de tratamientos en lugares diferentes a la ciudad de residencia, un tipo de turista muy diferente al tradicional o al llamado turismo activo: el turismo sanitario.
España es uno de los principales destinos para este tipo de turismo gracias a la amplia red de hospitales y a su gran calidad, lo que ha provocado que España sea este 2016 capital mundial del turismo de salud con motivo de la celebración de la cumbre más importante del sector, la Medical Travel Summit 2016 (IMTJ), los días 24,25 y 26 de mayo en Madrid.
Este sector en expansión se espera que siga con la tendencia este 2016, y se calcula que a final del año moverá unos 1.000 millones de euros en España si se logran corregir algunas cosas como la deslocalización o la atracción de nuevos turistas de este tipo.
Este sector no se centra solo en la red de hospitales, son muchas las ofertas de balnearios, spas y centros de relajación que han surgido en los últimos años ofreciendo tratamientos en ambientes naturales y con experiencias centradas en la mejor relación de la mente con el cuerpo, sesiones de yoga en el bosque, tratamientos anti-tabaco, desintoxicación o rejuvenecimiento. Todo esto se complementa con la experiencia de una estancia en un hotel rural alejado del ruido y contaminación.
Muchos son los turistas que, cansados de los alborotos en hoteles, se deciden por alquilar una casa rural que les asegura un entorno de tranquilidad, y luego contratan los servicios médicos que necesiten como terapias de rehabilitación, intervenciones de tipo quirúrgico o balnearios de hidroterapia entre otros.

Y es que la tendencia que están siguiendo muchos de los hoteles rurales es intentar unir estas actividades dentro de una experiencia única, con todos los beneficios de las diversas técnicas y tratamientos de bienestar, y donde los clientes tengan la posibilidad de disfrutar del turismo rural, con diversas rutas gastronómicas y enológicas, la posibilidad de pasear en la naturaleza o visitar lugares de interés pero siempre de una forma tranquila, sin hacer grandes caminatas que luego provocan consecuencias dolorosas en pies o espalda. Esta tendencia cada vez mayor a beneficiarse de los tratamientos de spas y balnearios debe mucho a la Asociación Española de Wellness Spa, encargada de difundir los beneficios de este tipo de tratamientos y elaborando un catalogo de centros que los realizan.
Por tanto, este tipo de turismo ha aumentado de forma impresionante en los últimos 5 años gracias a la forma sedentaria de vida actual, que provoca numerosos problemas de salud que algunos tratamientos ofrecidos en spas y balnearios se ocupan de mitigar o corregir con sesiones esporádicas, y cuando la intervención médica es necesaria España es un país visitado por gente de todo el mundo en busca de la gran calidad de los servicios sanitarios ofertados, que durante el Medical Travel Summit 2016 se buscaran mejorar e innovar para que España siga siendo uno de los motores de este turismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *