4 destinos de aventura en Europa

cruce-andes-bicicleta_1_632397

El turismo de aventura es una tendencia que no ha parado de crecer en los últimos años, algo que no ha pasado inadvertido para las empresas del sector, que a día de hoy se esmeran por ofrecer a los turistas una gran variedad de actividades que las destaquen del resto, logrando así ofrecer experiencia irrepetibles.

El problema en muchos caso es que para lograr una experiencia completa es necesario que el lugar posea alguna característica especial que le distinga de los demás. No es lo mismo pasear por los montes del interior de España que hacer una ruta por lo alto de los Alpes por ejemplo.

A continuación vamos a recomendar cuatro destinos dentro de Europa en los que las condiciones de ocio activo y rural son muy amplias y que son muy recomendables para este tipo de viajes.

Eslovaquia

Se trata de la mitad de la antigua Checoslovaquia junto con la República Checa. Se encuentra muy cerca de la encrucijada del norte de Europa, lugar de una espectacular belleza, con verdes montañas y magnificas costas.

El país ha experimentado un gran avance en lo que respecta a la infraestructura en el plano turístico, por lo que si aún no ha masificado, es sólo cuestión de tiempo que comience a ser uno de los destinos preferidos de los europeos ansiosos de vivir aventuras en los Cárpatos.

Estonia

Este pequeño país báltico tiene el honor de recibir cada año a más turistas que el número de habitantes del país. Con casi el 50% de la superficie cubierta por bosques con muchas rutas que recorren los paisajes naturales plagados de plantas, con varios lagos, pantanos y ríos que hacen del entorno un espacio increíble por el que perderse.

Son muchos los Parques Naturales presentes, como por ejemplo el de Soomaa, las zonas de acampada libre y las playas aisladas por acantilados que dan a un espectacular mar en el que se encuentran cerca de 1.500 islas que se pueden recorrer.

Bulgaria

El accidentado terreno de este país lo convierten en un lugar ideal para los turistas que viajen buscando un destino en el que practicar actividades como el esquí, senderismo, montañismo o escalada por cordilleras y montes como por ejemplo los montes Pirim.

Bulgaria también dispone de una enorme red de carreteras de unos 1.200 kilómetros que es perfecta para rutas en bicicleta gracias a la presencia de varios puertos de montaña y recorridos exigentes.

Eslovenia

Este pequeño país de poco más de 2 millones de habitantes se encuentra entre Croacia e Italia, en la franja de terreno que va desde los Alpes hasta el Mar Mediterráneo.

La accidentada geografía de este país de la antigua Yugoslavia proporciona un enorme cantidad de caminos y rutas de diferentes niveles de dificultad en las que practicar senderismo o ciclismo. La riqueza hidrográfica proporciona pistas ideales para el piragüismo o rafting, y por último, se pueden encontrar hasta 8.000 cuevas por lo que es un paraíso para los aficionados a la espeleología.

¿Qué es el Turismo Activo?

En este blog donde nosotros nos dedicamos al turismo activo tiene como intención darte los mejores consejos y proponerte las actividades que más se puedan amoldar a ti, pero realmente sabemos bien que es el turismo activo y como poder disfrutarlo con total seguridad.

El turismo activo es todo aquel turismo cuya finalidad sea la realización de una actividad física internándonos en la naturaleza. Una oportunidad por igual de viajar que puede aprovecharse solo con la observación del paisaje como es el caso del ecoturismo o aquellas actividades que requieran fuerza física y resistencia, en el que el riesgo debe tenerse en cuenta,  conocido como turismo de aventura.

Esta realización de actividades físicas, se diferencian de las realizadas en el lugar de origen en la necesidad de movilizarse a un determinado lugar que cumpla las caracteríticas básicas que nos permitan disfrutar de nuestras vacaciones. Pero aquí, lo fundamental no es la elección del destino, sino que nos sirva y que cumpla una serie de puntos claves.

Respecto a la oferta de turismo activo hay multitud, dividido en distintas categorías:

Terrestres

Quizá el que más variedad ofrece con distintos niveles de dificulta y exigencia entre los que hemos querido destacar las diferentes actividades de arborismo, montañismo, escalada, espeologia, ciclismo, senderismo, paintball, rutas en buggie o quad y sedway. Entre estos también destaca el ocio experimental, donde destaca el uso de intelecto para enfrentarse al juego de simulación real.

Aéreos

El grupo de actividades pensadas para los más valientes y en el que la seguridad es primordial debido a la peligrosidad que lleva impresa. Algunos de los tipos serían el paracaidismo, el vuelo en parapente o ala delta y el vuelo sin motor.

 Acuáticos

Imprescindible tener una buena coordinación, ganas, porque cuesta cogerle el tranquillo y, por supuesto, saber nadar. Recomendamos el barranquismo, kayack, descenso de río, buceo, windsurf, suf y pesca, para los más tranquilos.

¡Locos por el barranquismo!

Fuente: Sergio

Fuente:  Sergio

El barranquismo es una de las actividades de turismo activo que más aceptación tienen hoy en día. Aventura y el toque justo de adrenalina para tener una buena experiencia y que nadie se eche para atrás a última hora.

Sobre el papel, el barranquismo es es una practica en la que se recorren cañones sorteando diferentes obstáculos. Caminando, escalando y nadando te van haciendo paso a través de las rocas.

Hay barrancos adaptados a todas las dificultades y experiencias. Desde tramos muy fáciles en los que a penas hay pendientes ni descensos y que pueden completar cualquiera hasta recorridos sólo aptos para expertos con saltos de más de 15 metros.

Una de las partes más divertidas de este deporte son los toboganes. Sobre una pendiente de piedra lisa podrás deslizarte con ayuda del agua. Lo más común es realizar la mayoría del recorrido haciendo rápel (técnica en la que se desciende por una pared vertical con ayuda de una cuerda y una polea) y haciendo saltos, muchas veces pequeños y sin gran dificultad.

Para hacer barranquismo no necesitas experiencia. (Naturalmente, según el nivel en el que te aventures) Hoy te damos algunos consejos a ver si te animas

Lo primero de todo, y lo más importante, ni se te ocurra lanzarte a esta aventura sólo. Siempre contrata una empresa de multiaventura que te organice la ruta, tenga monitores con licencia y te puedan proporcionar todo el material necesario (que no es poco). La seguridad es lo más importante y aunque el barranquismo no es potencialmente peligroso, si no llevas un guía y cumples todas las medidas de seguridad puedes tener serios problemas.

Otro punto muy importante es la ropa. Aunque en la empresa te proporcionen el traje de neopreno y el casco hay dos cosas que tienes que hacer por tu cuenta. Una de ellas es el calzado. Que se te mojen los pies es inevitable, así que lo mejor será que te plantes unas buenas zapatillas de montaña diseñadas para poder mojarse. Si no tienes, calcetines, unas buenas zapatillas de deporte y abróchatelas muy bien.

Otra cosa es el tema del frío. La época de Otoño es muy buena para practicar el deporte, pero claro está ya hace más frío. Si te puedes hacer con prendas térmicas para poder llevar bajo el mono mejor que mejor. Eso si, una vez dentro del agua, lleves lo que lleves, frío vas a pasar, pero la experiencia es tan especial, que te olvidarás de ello.

Crema solar, come bien el día de antes y prepárate para tener agujetas durante unos cuantos días, pero eso si, te lo decimos, ¡Merece la pena!

Viajar con mochila y no destrozar tu espalda en el intento

Puede que tú mismo lo hayas sufrido, puede que lo hayas visto por la calle…gente encorvada con mochilones a la espalda. A veces parecen que van tan a gusto, otros parece que llevan una colección de pesas en la mochila.

A la hora de hacer viajes de aventura, o de practicar un turismo activo, las cómodas maletas trolleys quedan desechadas, sus ruedas -muy cómodas para el asfalto de la ciudad- no resultan muy conveniente cuando viajamos por entornos más naturales. Por esto, todo el mundo debería tener una práctica mochila de viaje para esas escapadas al campo, de senderismo, de acampada o de turisteo por una ciudad en la que estamos de paso.

mochila03_opt¿Qué debéis tener en cuenta para comprar una mochila que no os tenga todo el viaje pensando en el dolor de espalda u hombros que tenéis?

Los primero a considerar es que la mochila está pensada para cargar la mayoría del peso sobre vuestra cadera, es decir, vuestras piernas. Sí, vuestros hombros deberían tener apenas peso. No es esa la idea que tenemos de las mochilas, ¿no? Llevando el peso sobre los hombros no aguantarías más de una hora llevándola. Este reparto del peso se consigue ajustando bien la mochila contra la espalda y de tal manera que la parte baja de la misma quede justo sobre vuestra cadera. Por esto es importante comprar una mochila acorde a vuestras medidas. Existen mochilas para mujeres cuyas correas a la altura del pecho se encuentran en una posición distinta a las de los hombres, otras con menor circunferencia de cinturón, para la gente con la cintura más fina…

mochila01mochila02Este consejo nos lleva al segundo básico en las mochilas, antes que mirar aspectos como la capacidad o que tenga un tejido impermeable, mirad que tenga un buen cinturón y, a ser posible, que sea acolchado. El cinturón de la mochila hace el 70% de la misma, es lo que os salvará hombros y ayudará a repartir el peso, además de asegurar una buena sujeción de la mochila.

Otro aspecto importante a la hora de comprar una mochila es la capacidad de la misma. Estas mochilas se venden con capacidad en litros, pueden ir desde los 20 litros hasta los 90. El tamaño medio recomendable es alrededor de los 55 kilos, indicado para viajes de una semana o para los que queréis una mochila básica y normal. Si la cargáis menos, estas mochilas se pueden ajustar y permiten llevar un máximo de unos 15 kilos encima. Es poco probable que utilices una mochila superior a los 65 litros.

Con estos requisitos básicos, ya estáis listos para comprar una mochila de viaje. Ya sólo queda llenarla (¡no demasiado!) y salir de viaje. Un último consejo: equilibra el peso de la mochila, no pongas todo el peso al fondo o en la parte superior de la mochila. Este croquis te ayudará.