Déjate envolver por la magia de la Navidad

Aunque es cierto que las bajas temperaturas invitan a quedarse en el sofá de casa arropados con una cómoda manta, llega la Navidad y hay que hacer un esfuerzo para disfrutar de esta preciosa y melancólica época del año. ¿Qué mejor manera de hacerlo que visitar un parque de atracciones junto a familiares y amigos?

Las calles, las tiendas y las casas comienzan a preparar ya sus luces y decorados navideños, que avisan de la llegada de estas tradicionales fiestas. Los parques temáticos, como no podía ser de otra manera, también se adaptan a este periodo. A pesar de no estar disponibles las atracciones de agua, uno de los principales atractivos de estos parques de ocio, existen otras muchas posibilidades para pasar en ellos un buen día. Con la llegada de la Navidad adquieren un ambiente navideño mágico y amplían su oferta de espectáculos y actividades, dedicándolos a esta bonita temática, tan apreciada por los más pequeños.

El Parque de Atracciones de Madrid se sumergirá en la Navidad más divertida desde el día 19 de diciembre hasta el 5 de enero. Este año ha preparado una programación para toda la familia, con espectáculos musicales como “¿Quién robó la Navidad?” y la mejor ambientación navideña. Santa Claus, Los Reyes Magos, Elfos Navideños y un sinfín de criaturas más te llevarán a descubrir el auténtico espíritu navideño. Además, los niños podrán entregar sus cartas de manera individual y pintarse la cara de muñecos de nieve, hadas o duendes.

Otra posibilidad, un poco más lejana, es acudir a Disneyland París. Los más conocidos Personajes Disney te esperan con una cálida bienvenida, mientras el gigantesco árbol de Navidad ilumina el cielo y enciende la imaginación para que los deseos navideños se cumplan. Disneyland se viste con sus mejores galas y se llena de cabalgatas, festivales, villancicos y espectáculos con un tradicional sabor navideño. Una aventura que enamorará a los más pequeños.

Fuente: pixabay.com

Fuente: pixabay.com

Las atracciones de siempre en Zaragoza

Todos recordamos nuestros viajes de infancia al parque de atracciones de nuestra ciudad o de alguna ciudad cercana. Los gritos a pleno pulmón en el tren de la Bruja, la diversión mezclada con ansiedad en la casa de los espejos, las colas interminables y los nervios incontrolables según se iba acercando tu turno, cuando te dabas cuenta de que ya no había vuelta atrás. Y eso por no hablar del orgullo cuando te bajabas triunfante de una de las atracciones más temerarias y veías las miradas aprensivas de los que aún estaban en la cola.

Todo esto permite rememorarlo o -para aquellos a los que estas vivencias les suenen a chino- vivirlo por primera vez el Parque de Atracciones de Zaragoza, un parque veterano -abrió en 1974- con algunas de las atracciones tradicionales que todos recordamos.

atracciones zgz_opt

Esa mezcla de atracciones clásicas y modernas que ofrece este parque queda patente con atracciones que harán las delicias de los más nostálgicos, como el Laberinto de los Espejos, el clásico Barco Mississippi lleno de trampas, los coches de choque, la Cueva del Horror, o la montaña rusa que parecía haber en todos los parques de atracciones españoles: La Mina, que sirve de iniciación en las sensaciones de vértigo que provocan estas atracciones. Además, el parque maño cuenta con piscinas para refrescarse en los meses más calurosos.

atracciones 02_opt (1)

Pero el parque también cuenta con las típicas atracciones de agua en las que salir calado de agua en un día de verano: el Gran Tikal o Río Navajo, con caídas de 40 metros, son algunas indicadas para los más intrépidos. El parque incluye una zona destinada a los más pequeños, con coches de choque a su medida, el laberinto del Dragón, un pequeño poblado plagado de toboganes, columpios o colchonetas en los que botar hasta quedar agotado. Para los más valientes hay atracciones como Revolution, una atracción llena de giros y loopings que te dejará boca abajo en el cielo, o el Vertical Twister, que te permitirá contemplar el parque a 20 metros de altura y 40 km/h de velocidad.

Para muchos, parte de la experiencia de ir al parque de atracciones es sentarte en la hierba a la sombra a comerte el bocadillo traído de casa; pero para los que no quieran, el parque cuenta con varias zonas en las que comer y comprar comida.

Además, durante las Fiestas del Pilar, este parque celebra desde hace más de 20 años una de las fiestas de la cerveza por excelencia: el Oktoberfest, en el que, durante la fiesta maña más típica, disfrutar de delicias gastronómicas alemanas, no aptas para vegetarianos.

En definitiva este parque es todo lo que puedes esperar para recordar algo de esas excursiones de infancia con bocadillos en la mochila y que terminaban con unas cuantas quemaduras por el sol y el cuerpo exhausto de haberlo pasado tan bien.

Imagen 1 de Hernando Medina en flickr.

Imagen 2 de parque-atracciones-zaragoza.

El parque de toda la vida

España es uno de los países en los que más parques temáticos existen. Port Aventura, Isla Mágica, Terra Mítica, Parque Warner y numerosos parques acuáticos, entre otros, son lugares de diversión que no se encuentran en ningún otro lugar. Sin embargo, si hay un sitio querido por los españoles de esta temática es el Parque de Atracciones de Madrid.

Situado en la Casa de Campo, junto al Zoo, su apertura en el año 1969 supuso una auténtica revolución en la capital de España. Desde el día en que se abrieron sus puertas, el atractivo de atracciones como “El Tobogán”, “Los Siete Picos” o “El Pulpo” hicieron de él el parque temático más visitado.

Pese a esto, el proyecto continuó siendo ambicioso. 20 años después de su inauguración, se llevó a cabo una nueva ampliación. Se abrió un nuevo espacio en el noroeste del parque con atracciones como “Las sillas voladoras”. Pero, sin duda, la mayor novedad fue “El Aserradero”. Esta atracción supuso una revolución en el mundo de los parques temáticos ya que era la primera en el que los visitantes se podían mojar.

parque de atracciones 2

Fue una gran remodelación, pero nada que ver con la que se daría en 1998. El surgimiento de otros lugares de entretenimiento provocó que se hiciese una nueva inversión para ampliar el Parque y construir nuevas tiendas y restaurantes. Además, se dividiría el Parque en cinco zonas, tomando el aspecto que tiene hoy en día.

Por un lado se encuentra la zona infantil. Diseñado para los más pequeños de la familia, encontramos atracciones de los mayores, pero en versión reducida, además de un gran número de actividades para los niños.

Otra de las zonas, la de la Naturaleza es en la que se encuentra la vegetación del parque, de ahí su nombre. Aquí podemos darnos un chapuzón en las atracciones de agua y encontramos otras históricas como “El tren de la mina”.

Sin duda, la más atractiva es la Zona del Maquinismo. Es aquí donde nos encontramos las atracciones más atrevidas. Destacan “El Abismo”, “La Lanzadera”,  “La Tarántula” o la atracción acuática “El Aserradero”.

Si la del maquinismo era la zona donde más emociones vivíamos, todo lo contrario es la de la Tranquilidad. Aquí encontramos atracciones de paseo como “La Jungla” o “Zeppelin”. Pese a ello, aquí se halla una de las atracciones más peligrosas del Parque de Atracciones, “Star Flyer”. Además, se trata de la zona en la que se ofrecen espectáculos como el de “Luz, Sonido y Agua” que se realiza poco antes del cierre.

Un Parque donde disfrutar y relajarse con el aroma de lo antiguo, lo típico, pero con un aire renovado. En definitiva, el Parque de siempre.

Disfruta del 2014 en los parques temáticos

Como cada año ya han salido a la luz los abonos anuales de diversos parques temáticos. Uno de los que ya está a la venta es el Pase Anual 2014 de Faunia. Una oportunidad de disfrutar del fantástico mundo animal y de otros parques que entran dentro de la promoción.

El abono anual ofrecido por este zoológico cuesta cerca de 68 euros, lo que nos supondría un coste de apenas 4 euros mensuales, una auténtica ganga teniendo en cuenta el precio que suele costar una entrada individual un día cualquiera en todos los parques de este tipo.

delfines

Hay tres topos de abono. En todos ellos se incluyen ofertas en distintos lugares de ocio de Madrid, de la Costa del Sol y del Resto de España.

En la Costa del Sol se incluyen los parques Selwo Marina Delfinarium, Selwo Aventura y Teleférico Benalmádena. Mientras que en el resto de lugares de España podemos visitar Aquópolis Costa Dorada, Delfinario Costa Dorada, Aquópolis Torrevieja, Aquopolis Cullera y Aquópolis Cartaya.

La diferencia está en la zona de Madrid. Pese a que todos incluyen Aquópolis de Villanueva de la Cañada, Aquópolis de San Fernando de Henares, el Teleférico  y, como no, Faunia, en cada uno de los abonos nos encontramos con tres parques distintos que serán en los que notemos la diferencia. Estos son el Zoo, el Parque de Atracciones o el Parque Warner. Esta es la diferencia entre uno u otro. Por tanto, debemos elegir el abono en función del lugar de ocio que más vayamos a visitar.

Pese a esto hay que hacer varias excepciones. Por ejemplo del 17 al 19 de abril, días de Semana Santa, para pasar a Faunia y a los tres grandes parques madrileños habría que abonar 11 euros por ser día festivo. Por otro lado, en los parques temáticos de la Costa del Sol hay que pagar 6 euros para acceder pese a tener el bono. Por último, también deberán abonarse 5 euros en las entradas del Aquópolis.

Ofertas increíbles a las que hay que añadir el 10% de descuento en tiendas y restaurantes. Por tanto, si los Reyes Magos no han traído todo lo que deseabas, es hora de darte un capricho y regalarte ocio gracias a Faunia.