Las atracciones de siempre en Zaragoza

Todos recordamos nuestros viajes de infancia al parque de atracciones de nuestra ciudad o de alguna ciudad cercana. Los gritos a pleno pulmón en el tren de la Bruja, la diversión mezclada con ansiedad en la casa de los espejos, las colas interminables y los nervios incontrolables según se iba acercando tu turno, cuando te dabas cuenta de que ya no había vuelta atrás. Y eso por no hablar del orgullo cuando te bajabas triunfante de una de las atracciones más temerarias y veías las miradas aprensivas de los que aún estaban en la cola.

Todo esto permite rememorarlo o -para aquellos a los que estas vivencias les suenen a chino- vivirlo por primera vez el Parque de Atracciones de Zaragoza, un parque veterano -abrió en 1974- con algunas de las atracciones tradicionales que todos recordamos.

atracciones zgz_opt

Esa mezcla de atracciones clásicas y modernas que ofrece este parque queda patente con atracciones que harán las delicias de los más nostálgicos, como el Laberinto de los Espejos, el clásico Barco Mississippi lleno de trampas, los coches de choque, la Cueva del Horror, o la montaña rusa que parecía haber en todos los parques de atracciones españoles: La Mina, que sirve de iniciación en las sensaciones de vértigo que provocan estas atracciones. Además, el parque maño cuenta con piscinas para refrescarse en los meses más calurosos.

atracciones 02_opt (1)

Pero el parque también cuenta con las típicas atracciones de agua en las que salir calado de agua en un día de verano: el Gran Tikal o Río Navajo, con caídas de 40 metros, son algunas indicadas para los más intrépidos. El parque incluye una zona destinada a los más pequeños, con coches de choque a su medida, el laberinto del Dragón, un pequeño poblado plagado de toboganes, columpios o colchonetas en los que botar hasta quedar agotado. Para los más valientes hay atracciones como Revolution, una atracción llena de giros y loopings que te dejará boca abajo en el cielo, o el Vertical Twister, que te permitirá contemplar el parque a 20 metros de altura y 40 km/h de velocidad.

Para muchos, parte de la experiencia de ir al parque de atracciones es sentarte en la hierba a la sombra a comerte el bocadillo traído de casa; pero para los que no quieran, el parque cuenta con varias zonas en las que comer y comprar comida.

Además, durante las Fiestas del Pilar, este parque celebra desde hace más de 20 años una de las fiestas de la cerveza por excelencia: el Oktoberfest, en el que, durante la fiesta maña más típica, disfrutar de delicias gastronómicas alemanas, no aptas para vegetarianos.

En definitiva este parque es todo lo que puedes esperar para recordar algo de esas excursiones de infancia con bocadillos en la mochila y que terminaban con unas cuantas quemaduras por el sol y el cuerpo exhausto de haberlo pasado tan bien.

Imagen 1 de Hernando Medina en flickr.

Imagen 2 de parque-atracciones-zaragoza.

Sendaviva, diversión en plena naturaleza

A tan solo 80 kilómetros de Pamplona, en plena provincia de Navarra, se encuentra el parque de aventura y diversión Sendaviva. Si en algún momento habéis soñado con un lugar que mezcle un zoo con un Parque de Atracciones, este es tu lugar.

sendaviva

fuente: tudela.es

Cuenta con una extensión de 120 hectáreas y está próximo al Parque Natural de las Bardenas Reales, declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO, lo que nos hace tener una idea del paraje natural en el que se encuentra.

Una vez aquí la naturaleza da paso a la diversión. Cuenta con numerosas atracciones entre las que destacan dos tubings, siendo uno de ellos el mayor de Europa en línea recta o la Gran Tirolina, que cuenta con 650 metros, siendo también la más grande de todo el continente. Estas atracciones de récord no tapan otras como el Bobsleigh, el Laberinto de Agua o La Caída Libre, lugares en los que todos los miembros de la familia pueden divertirse.

Pero como ya hemos dicho, Sendadvivas une diversión y naturaleza, por ello podemos ver también numerosos animales. Desde leones a osos pasando por tigres, lobos y diversos tipos de aves. Precisamente son estos últimos quienes ofrecen el mayor espectáculo ya que todos los días tiene lugar un espectáculo de rapaces en la zona de La Granja.

Y es que este Parque de Ocio está dividido en cuatro partesEl Pueblo es la zona con más atracciones. Aquí podemos disfrutar incluso de una interesante Casa del Terror. En La Feria encontramos las atracciones acuáticas y las construidas para los más pequeños. Además, es aquí donde podemos disfrutar de los leones. La zona de mayor naturaleza es la conocida como El Bosque. Aquí tenemos la atracción de la Caída Libre, pero también encontramos osos, lobos y unas espectaculares vistas al Parque Natural de las Bardenas. La última zona, La Granja, es en la que podemos disfrutar de la minigranja y el espectáculo de rapaces.

En total, más de 800 animales y un gran número de atracciones, la última el Explore 3D que nos permite ver la naturaleza en tres dimensiones. Y todo ello rodeado de un gran paraje natural que hace que Sendasviva sea un parque único en el mundo.

El parque de toda la vida

España es uno de los países en los que más parques temáticos existen. Port Aventura, Isla Mágica, Terra Mítica, Parque Warner y numerosos parques acuáticos, entre otros, son lugares de diversión que no se encuentran en ningún otro lugar. Sin embargo, si hay un sitio querido por los españoles de esta temática es el Parque de Atracciones de Madrid.

Situado en la Casa de Campo, junto al Zoo, su apertura en el año 1969 supuso una auténtica revolución en la capital de España. Desde el día en que se abrieron sus puertas, el atractivo de atracciones como “El Tobogán”, “Los Siete Picos” o “El Pulpo” hicieron de él el parque temático más visitado.

Pese a esto, el proyecto continuó siendo ambicioso. 20 años después de su inauguración, se llevó a cabo una nueva ampliación. Se abrió un nuevo espacio en el noroeste del parque con atracciones como “Las sillas voladoras”. Pero, sin duda, la mayor novedad fue “El Aserradero”. Esta atracción supuso una revolución en el mundo de los parques temáticos ya que era la primera en el que los visitantes se podían mojar.

parque de atracciones 2

Fue una gran remodelación, pero nada que ver con la que se daría en 1998. El surgimiento de otros lugares de entretenimiento provocó que se hiciese una nueva inversión para ampliar el Parque y construir nuevas tiendas y restaurantes. Además, se dividiría el Parque en cinco zonas, tomando el aspecto que tiene hoy en día.

Por un lado se encuentra la zona infantil. Diseñado para los más pequeños de la familia, encontramos atracciones de los mayores, pero en versión reducida, además de un gran número de actividades para los niños.

Otra de las zonas, la de la Naturaleza es en la que se encuentra la vegetación del parque, de ahí su nombre. Aquí podemos darnos un chapuzón en las atracciones de agua y encontramos otras históricas como “El tren de la mina”.

Sin duda, la más atractiva es la Zona del Maquinismo. Es aquí donde nos encontramos las atracciones más atrevidas. Destacan “El Abismo”, “La Lanzadera”,  “La Tarántula” o la atracción acuática “El Aserradero”.

Si la del maquinismo era la zona donde más emociones vivíamos, todo lo contrario es la de la Tranquilidad. Aquí encontramos atracciones de paseo como “La Jungla” o “Zeppelin”. Pese a ello, aquí se halla una de las atracciones más peligrosas del Parque de Atracciones, “Star Flyer”. Además, se trata de la zona en la que se ofrecen espectáculos como el de “Luz, Sonido y Agua” que se realiza poco antes del cierre.

Un Parque donde disfrutar y relajarse con el aroma de lo antiguo, lo típico, pero con un aire renovado. En definitiva, el Parque de siempre.

Granada, ciudad de ocio para los perros

A todos los ciudadanos nos resulta desagradable andar por la calle y encontrarnos excrementos caninos. Pese a que los ciudadanos cada vez están más concienciados, todavía hay gente que se olvida su bolsita y no recoge las necesidades del animal. Suponemos que no pondrían la misma cara si una persona en lugar de un perro lo hiciese delante de él. También hay muchos que siguen llevando a sus mascotas sueltas, sin pensar en los miedos y alergias de otras personas o en posibles instintos del perro.

Por ello, en los últimos años, se han habilitado en numerosos parques zonas para perros. Allí los sueltan y pueden correr y jugar con otros perros sin necesidad de que los dueños estén preocupados por posibles quejas o miedos de quienes no simpatizan con estos animales. El único cuidado que tienen que tener es que no se peleen con otros canes.

Sin embargo, en Granada han ido más allá. Ante la gran cantidad de personas paseando a sus perros por el parque Tico Medina, el Ayuntamiento decidió convertirlo en una especie de parque de atracciones para perros.

foto: ideal de granada

foto: ideal de granada

A diferencia de los que existen para personas es gratuito ya que hablamos de un parque público de la ciudad de La Alhambra. El recinto, de 1600 metros, está vallado para permitir que otras personas que quieren pasear, correr o  sentarse en el parque pueda hacerlo sin necesidad de ver como los perros corretean a su alrededor.

El parque consta de varias atracciones para los canes. Destacan columpios y toboganes, e incluso pensaron en crear una pequeña lanzadera, pero incrementaba en demasía el presupuesto. También existen los llamados pipi-can”. Son papeleras con recogedores y bolsas para mantener el parque limpio. Si una persona no recoge puede ser denunciado. Por último, se instalaron unos bancos para que los dueños dejasen a su mascota disfrutar de este parque de atracciones.

parque tico medina

Con esta iniciativa, Granada se ha convertido en una ciudad pionera. Y, sin duda, en una ciudad limpia y donde los más miedosos no tienen que temer encontrarse con un perro, ni los dueños, discutir por llevar a su perro libre de cadenas. Todos contentos y los perros mientras tanto, disfrutando como si fueran humanos.

Un parque de película

Mirando con recelo a París y Disney, la multinacional estadounidense Warner Bros veía fundamental la creación de un parque temático para multiplicar sus beneficios. El proyecto fue tomando forma,  y ya solo faltaba en lugar donde establecerse y encontró a Madrid como aliado.

A partir de aquí, se empezó a trabajar por hacer el mejor parque de atracciones del mundo, y si no lo ha conseguido, está muy cerca de hacerlo. El Parque Warner de Madrid es uno de los más especiales. No solo por ir caminando y encontrarte al Pato Lucas o Bugs Bunny, sino por sus atracciones y sus espectáculos.

parque_warner_madrid

Pese a que los primeros años fueron duros, con unas pérdidas de más de 200 millones de euros, el Parque fue creciendo. La Comunidad de Madrid se hizo con su gestión lo que dio un giro a la actividad del mismo.

Cambió, sobre todo, la organización. Las colas se acabaron y los espectáculos empezaron a ser gratuitos. También se empezó a permitir la entrada de agua y comida y se bajaron los precios de los restaurantes. Ya sabemos que no gana dinero quien más caro vende, sino quien mejor lo hace.

única en EuropaA partir de aquí todo ha ido sobre ruedas. Cuenta con atracciones como el Superman o la lanzadera, la segunda con más caída libre. Aunque la más interesante de todas es la Stunt Fall. Se trata de una montaña rusa de tipo boomerang invertido formada por dos torres de 60 metros. Es única en Europa.

También hay atracciones para los más pequeños, como la pequeña montaña de Tom&Jerry, los coches locos, o Las Aventuras de Scooby Doo, donde puedes visitar la mansión de estos personajes Warner.

Respecto a los espectáculos, hablamos del parque temático con mejores espectáculos del mundo. Desde persecuciones policiacas a tiroteos en el más lejano oeste, pasando por discusiones de los personajes animados de siempre. Podemos ver incluso musicales que nos recuerdan la historia de Robin Hood.

Por todo esto, el Parque Warner es uno de los más espectaculares del mundo. De los que gusta a grandes y pequeños. De los que cuando sales por la puerta, solo te sale decir “esto es todo amigos”.

Diversión y magia en un solo parque

Siendo niños todos hemos soñado con tener un ratón como Mickey, un pato como Donald o vivir en un castillo como el de La Bella Durmiente.  A medida que vamos creciendo nos vamos dando cuenta de que es imposible. Y es ahí donde cometemos el error. Ya sabemos que “Impossible is nothing”.

Y es que desde 1992 existe un pequeño gran lugar en París, donde podemos  hacer realidad nuestro sueño. Disneyland París, o Disneyland Park como se le conoce desde 2002, nos ofrece la posibilidad de meternos en la piel de Indiana Jones, de vivir en el castillo y hasta de empezar a creer en el mito de lo malvadas que son la madrastras. Si a ellas les juntas además con Shrek, a la pobre mujer le haces la cruz.

Celebración-del-20-aniversario-del-Parque-Disneyland-París

Y es que eso es Disneyland, magia. Una vez llegas allí todo te envuelve. A lo alto del parque luce ese castillo en el que soñabas vivir. Por desgracia, no es allí donde pasas tu estancia, sería ya la culminación del sueño, pero si en un hotel muy bien cuidado, amplio y lujoso en el que te reciben con esas chocolatinas que de pequeño no podías comer porque te picaban los dientes. Pero sí, todos las hemos comido a escondidas.

Eso es nada más llegar, una vez allí, dentro del parque, montado en las atracciones miras a los alrededores y piensas dónde están las cámaras. Te sientes un personaje animado y la magia te envuelve, creyendo que eres parte de la grabación de las nuevas aventuras de Mickey y compañía.

Y así desde 1992, año en el que inauguró el parque temático en la ciudad del amor. Cuenta con 550 000 m2 un total de 48 atracciones, todas ellas relacionadas con las películas Disney y millones de visitantes a lo largo del año, siendo el más visitado de todos los parques de atracciones del mundo. Además, Disney cuenta con más lugares temáticos en otras partes del mundo.