Los mejores destinos para viajar sin maleta esta Semana Santa

Hay destinos a los que no hace falta ir con maleta. Lugares en los que hay que fundirse con el lugareño y vivir como ellos para disfrutar plenamente de la experiencia. Rincones en el que nos saldrá más barato sobrevivir comprando lo que necesitemos que facturando una maleta. La lista podría ser interminable pero a continuación os presentamos algunos de ellos:

Londres

Estambul: Solo diremos dos palabras: Gran Bazar. Perderse en el fastuoso Gran Bazar de Estambul debería ser obligatorio para cualquier viajero y, de paso, en el cercano y más desconocido Bazar de las Especias. Podrás encontrar de todo a cualquier precio –dependerá de tus habilidades en el regateo- y te sentirás como un verdadero turco. El comienzo de la primavera es la mejor época para conocer la perla del Bósforo.

Londres: Las temperaturas comienzan a ser más agradables y las nubes vienen y van sobre los múltiples mercadillos de Londres, la versión europea del Gran Bazar de Estambul. Menos abarrotada que en verano, es una época excelente para ver los frisos del Partenón o la pintura de la National Gallery, y, no menos importante, los vuelos low cost lo convierten en uno de los destinos más baratos. Lleva el chubasquero encima y no necesitarás nada más.

Nueva York: Nueva York es la capital del mundo y esto debería ser suficiente para visitarla. La Estatua de la Libertad, la V Avenida o el Central Park son parte de nuestro imaginario colectivo y en sus tiendas podrás encontrar todo lo que necesites, quieras o puedas imaginar. La diferencia de precio entre el dólar y el euro hace que sea mucho más barato que comprar en España, aunque también podrás encontrar algunos de los objetos más caros del mundo.

Delhi: Un destino solo apto para aventureros. La India sorprende a todo el que la pisa con sus grandes extremos. El segundo país más poblado del mundo es un país de contrastes que no te dejarán indiferente. Puedes vivir barato o en el lujo más absoluto, depende de cómo prefieras vivir tu experiencia, pero, sea como sea, nunca la olvidarás.

Pekín: Si te vuelves loco cada vez que entras en un bazar chino imagínate visitando la capital del país. Pekín es una megalópolis inmensa en el que un viaje en metro cuesta el equivalente a 10 céntimos de euro. Desde falsificaciones de calidad similar a cualquier marca que te guste por cien veces menos dinero, hasta los propios productos de las marcas originales diez veces más baratos, sin olvidar la posibilidad de comer comida china de verdad hacen de Pekín un destino ideal para Semana Santa y, de paso, puedas hacer la digestión paseando por la Gran Muralla China.

En ocasiones necesitarás enviar un paquete o que te manden algo fundamental que habías olvidado en casa. Para estos casos lo mejor es recurrir a MRW asociado a Packlink, la comparadora de mensajería, para encontrar el precio más económico que nos salve de cualquier imprevisto o contratiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *