Final para “el peor zoo del mundo”

animlaes-muertos-en-zoo-de-gazaCuando Ziad Oweidha decidió abrir un zoo en la ciudad de Jan Yunis jamás habría podido imaginar que, tras 10 años de actividad, se vería obligado a abandonar su sueño.

Su intención era muy simple, dar la posibilidad a los niños que viven en esta ciudad de la Franja de Gaza para poder ver animales exóticos de otras partes del mundo, como el resto de los niños.

Con esta noble intención Oweidha logró acumular hasta 92 animales en sus instalaciones, ahora en proceso de ser abandonadas.

Y es que tras el impacto que tuvieron unas fotografías publicadas de las pésimas condiciones en las vivían aquí los animales provocaron que un equipo de veterinarios voluntarios, el Four Paws, se decidiesen a viajar a esta peligrosa zona de Palestina para intentar rescatar a los animales que allí intentaban sobrevivir.

Si bien la intención de Oweidha era buena, hay que señalar las condiciones no resultaban apropiadas ni tan siquiera allá por 2006, cuando se abrió el zoo. Según miembros de Four Paws, la falta de conocimientos por parte de los veterinarios presentes en la ciudad y la falta de medicamentos hacían imposible el buen mantenimiento, y eso antes de los conflictos armados, los bombardeos y la difícil situación político-económica lo complicasen todo mucho más.

Todo comenzó con la operación militar israelí llamada Margen Protector en la que se produjeron una serie de bombardeos continuos en la Franja que se saldaron con más de 100 palestinos muertos y miles de heridos. Esta operación provocó que los animales del zoo no pudiesen ser atendidos correctamente durante 50 días y apenas recibiesen comida.

El peligro de morir durante un bombardeo se unió a las dificultades para encontrar comida, que suponía un gasto de entorno a 300 dolares diarios, y ante la falta de público no quedó más remedio que llegar a un acuerdo con la organización de veterinarios antes de que muriesen los animales.

Four Paws se vio obligada a intervenir ante una lamentable situación que quedó reflejada en una serie de fotografías que mostraban a los animales vivos junto con otros momificados, lo que supone un grave peligro de infecciones. Tras la entrada de la organización el pasado 21 de agosto se ha comenzado un plan para trasladar a los 15 animales que han logrado sobrevivir en tal estado. Dicha operación se está viendo también afectada por los bombardeos israelíes, por lo que se han visto obligados a acelerar todos los pasos del rescate, en el que destaca el tigre Laziz, ahora hacinado en una pequeña jaula y que será llevado a Sudáfrica, donde le espera una hectárea para el sólo, con arboles, un lago, césped,… en fin, un espacio adecuado. Los cinco monos serán llevados a un centro especializado en Israel y el resto de animales a Jordania.

A pesar de que la organización Four Paws ha pedido al dueño del zoo Ziad Oweidha que no vuelva a cometer el error de abrir aquí su negocio, este considera que el lugar era bueno antes de la intervención militar israelí. Algo similar deben pensar las autoridades palestinas, que han enviado a un grupo de veterinarios a colaborar con los veterinarios de la organización para intentar aprender sobre el cuidado a animales exóticos de este tipo, formación que les imposible adquirir debido al bloqueo al que está sometida Gaza y que provoca situaciones tan lamentables como la vivida por estos animales, y por toda la población palestina.

Naturaleza salvaje en las Islas Canarias

Cuando hablamos de las Islas Canarias se nos hace la boca agua pensando en sus playas, su clima durante todo el año, su carnaval…pero hay cosas que olvidamos y que merecen ser nombradas. Entre ellas se encuentra el zoo situado en Puerto de la Cruz (Tenerife), el Loro Parque.

Inaugurado en el año 1970 por la familia alemana de los Kiessling, decidió abrirse al público dos años más tarde. Lo que en esa época era un precioso paraíso familiar con 150 papagayos y el primer espectáculo de loros del mundo, se ha acabado convirtiendo en uno de los lugares más salvajes de la isla gracias a su extensión, el gran número de animales que hay en su interior y su colección de plantas tropicales. Salvaje y espectacular al mismo tiempo.

loro show

Como su nombre indica las especies que destacan en el parque son los loros y los papagayos. En esto no ha cambiado, la esencia sigue siendo la misma. Tal es así que sigue llevándose a cabo el Loro Show, pero, además, han añadido un espectáculo de papagayos en vuelo libre. Este espectáculo fue el primero de este tipo en Europa. Verlo es algo obligatorio. En una sala, como si fuera un teatro, decenas de papagayos vuelan sobre ti con un control total y absoluto del personal del parque. Un espectáculo asombroso.

Pero no son los únicos. También podemos disfrutar de espectáculos con delfines, orcas, leones marinos o pingüinos.

Como hemos dicho, hay infinidad de animales en este lugar. Podemos encontrarnos con tigres, osos hormigueros, gorilas, iguanas, chimpancés o flamencos entre otros. Y, todos ellos, rodeado de un espectacular jardín tropical en el que destacan, como no podía ser de otra forma hablando de las Islas Canarias, las palmeras. Más de 2.000 tipos de este árbol, procedentes de todo el mundo, podemos encontrar en el Loro Parque.

palmeras

Por último, destacar que este zoo fundó, en el año 1994, una Fundación para ayudar a la conservación y la protección de animales en peligro de extinción. Un programa social del cual se han visto beneficiadas especias como el periquito amarillo, el gorila occidental de llanura, el pingüino de Humboldt o la tortuga gigante de los Galápagos.

Dinópolis, una vuelta al pasado

Cuenta la leyenda que hace millones de años, la tierra era habitada por dinosaurios hasta que un meteorito acabó con todos ellos. Sobre ellos, nos han hablado muchos historiadores, pero el mejor lugar para descubrir su historia se encuentra en Teruel.

Allí está uno de los mejores parques temáticos de dinosaurios del mundo, Dinópolis. El parque fue realizado en esta provincia debido a que en ella se encontró el dinosaurio más grande de Europa, conocido como Turiasaurus riodevensis, y el primero de España.

fuente: viajerosblog.com

fuente: viajerosblog.com

Es un lugar especial, sobre todo, para los niños. Dinópolis recibe a diario una decena de excursiones de pequeños fascinados con el mundo de los dinosaurios y que saben que, más allá de las películas de Spielbierg, este parque es el lugar donde más cerca van a tener a estos antiguos habitantes terrestres.

Pero no es solo un parque para niños, también para adultos. Aquí nos encontramos con varias atracciones como un Cine 3D, un simulador 4D, la Paleosenda, una misteriosa y divertida ruta o el Viaje en el tiempo, un recorrido en tren por la historia de los dinosaurios, todos ellos, organizados por épocas. Otra de las atracciones más espectaculares es El último minuto. Cambiamos el tren por el barco y viajamos en el tiempo desde el fin de los dinosaurios a la llegada del ser humano.

Aunque, sin duda, lo que más hará disfrutar a los pequeños es el Sauriopark, un lugar en el que nos encontramos atracciones como el Dinovivo o el Brincosaurio. Además de esto, esta zona cuenta con una piscina de bolas o distintos talleres sobre los dinosaurios.

No solo de atracciones vive este parque temático. También se realizan un gran número de espectáculos que hacen vibrar a grandes y pequeños.

Por último, en Dinópilis se encuentra uno de los museos de Dinosaurios de la provincia. Y es que Dinópolis va más allá de sus propias fronteras debido a la existencia de otros seis museos en otros tantos municipios de Teruel que completan de esta forma uno de los mayores parques de dinosaurios del mundo.

Disfruta de un día rodeado de animales

Algunos parques de ocio como los de atracciones o acuáticos son aptos para todos los públicos, pero no todos los visitantes pueden disfrutar por igual de las instalaciones. Por falta de edad o de estatura, algunos niños no tienen la posibilidad de disfrutar de algunas de las atracciones. Nada de esto ocurre en el zoo. Y es que este tipo de parques no pone ninguna restricción. Como si fuese el cine, están hechos para todos los públicos.

Eso sí, no debemos confundirlos con un Safarí. Aquí los animales están cómodos, campan a sus anchas, pero están encerrados, sin posibilidad de acercarse a la gente salvo catástrofe. Podemos verlos de cerca, pero no tocarles.

No en todas las provincias, pero sí en una gran mayoría, existe un recinto dedicado a los animales.  Los más destacados son los de Madrid y Barcelona, siendo estos los que más números de visitantes reciben a lo largo del año.

leon barcelona

En el de la Ciudad Condal podemos contemplar un gran número de mamíferos extraños de encontrar en otros lugares. Entre ellos se encuentran el Orangután de Borneo, las gacelas dorcas saharianas o los hipopótamos. Destaca también el gran número de reptiles y aves que podemos encontrar aquí. Solo se echa en falta un recinto para animales marinos. Debía estar ya construido, pero la crisis ha provocado que su creación se suspenda hasta el año 2015.

El que si lo tiene es el de Madrid. Recibe el nombre de Zoo Aquarium de Madrid precisamente por la presencia de una plataforma marina. Es aquí donde tiene lugar el mayor espectáculo posible en un zoo, el de los delfines. También hay otros espectáculos como el de aves. Es uno de los pocos lugares en los que podemos encontrar osos panda. Recientemente, incluso se han añadido más crías a esa extensa familia.

delfin

Si quieres pasar un maravilloso fin de semana con los más pequeños de la casa, no lo dudes, ve al zoo, pasa  una tarde agradable y enseña a los niños una gran variedad de animales que serían imposibles de ver de no ser por estos lugares.