Disfruta del 2014 en los parques temáticos

Como cada año ya han salido a la luz los abonos anuales de diversos parques temáticos. Uno de los que ya está a la venta es el Pase Anual 2014 de Faunia. Una oportunidad de disfrutar del fantástico mundo animal y de otros parques que entran dentro de la promoción.

El abono anual ofrecido por este zoológico cuesta cerca de 68 euros, lo que nos supondría un coste de apenas 4 euros mensuales, una auténtica ganga teniendo en cuenta el precio que suele costar una entrada individual un día cualquiera en todos los parques de este tipo.

delfines

Hay tres topos de abono. En todos ellos se incluyen ofertas en distintos lugares de ocio de Madrid, de la Costa del Sol y del Resto de España.

En la Costa del Sol se incluyen los parques Selwo Marina Delfinarium, Selwo Aventura y Teleférico Benalmádena. Mientras que en el resto de lugares de España podemos visitar Aquópolis Costa Dorada, Delfinario Costa Dorada, Aquópolis Torrevieja, Aquopolis Cullera y Aquópolis Cartaya.

La diferencia está en la zona de Madrid. Pese a que todos incluyen Aquópolis de Villanueva de la Cañada, Aquópolis de San Fernando de Henares, el Teleférico  y, como no, Faunia, en cada uno de los abonos nos encontramos con tres parques distintos que serán en los que notemos la diferencia. Estos son el Zoo, el Parque de Atracciones o el Parque Warner. Esta es la diferencia entre uno u otro. Por tanto, debemos elegir el abono en función del lugar de ocio que más vayamos a visitar.

Pese a esto hay que hacer varias excepciones. Por ejemplo del 17 al 19 de abril, días de Semana Santa, para pasar a Faunia y a los tres grandes parques madrileños habría que abonar 11 euros por ser día festivo. Por otro lado, en los parques temáticos de la Costa del Sol hay que pagar 6 euros para acceder pese a tener el bono. Por último, también deberán abonarse 5 euros en las entradas del Aquópolis.

Ofertas increíbles a las que hay que añadir el 10% de descuento en tiendas y restaurantes. Por tanto, si los Reyes Magos no han traído todo lo que deseabas, es hora de darte un capricho y regalarte ocio gracias a Faunia.

Viaja por Europa sin salir de Madrid

Una de las grandes pasiones del ser humano es, por naturaleza, viajar. Conocer el mundo que nos rodea. Ver París, Berlín, Roma…aquellos lugares y monumentos más bellos del planeta. El problema, es que viajar tiene un precio y, a día de hoy, son muy pocos los que pueden permitirse viajar alrededor del mundo.

Esto provoca que nos quedemos con las ganas de ver lugares tan bellos como el Coliseo Romano, la Tour Eiffel o la Puerta de Brandeburgo.

Al menos, esto es lo que sucedía hasta el año 2010. Fue en ese año cuando en Torrejón de Ardoz abrió sus puertas el Parque Europa, un lugar en el que podemos ver los monumentos más visitados del Viejo Continente.

 parque europa

Se trata de un parque de más de 200.000 metros cuadrados en el que podemos encontrar una réplica exacta de estos monumentos. Aquí encontramos la famosa torre parisina, la portuguesa Torre de Belem, la Acrópolis griega, la Fontana de Trevi, el David de Miguel Ángel, un Barco Vikingo danés, la Sirenita de Copenhague, el Atomium y el Menneken Pis de Bélgica, la ya citada Puerta de Brandeburgo o el Puente-Torres de Londres.

También podemos ver monumentos de la capital de España como la Plaza Mayor, la Puerta del Sol y la Puerta de Alcalá. Eso sí, su principal monumento es un trozo, real, del Muro de Berlín cedido por el Ayuntamiento de la capital alemana.

Toda una experiencia en la que podremos disfrutar de estos monumentos en un solo día y a un módico precio, no son los reales, pero al menos puedes observarlos como si lo fuesen.

parque europa

Además, se trata de un parque en el que no solo podemos hacer “turismo”. Está preparado para que los más pequeños realicen actividades multiaventura como son la tirolina, columpios o laberintos láser. También dispone de zonas de tiro con arco y otras de ocio donde encontramos embarcaderos y barcas infantiles.

Para terminar, el Parque Europa ha habilitado merenderos para descansar, así como miradores e, incluso, cascadas, para hacer de esta fantasía lo más parecido a una realidad.