Cádiz y el turismo activo

En los últimos años se ha producido un gran incremento en los datos de turismo activo en nuestro país. Cada vez son más los turistas que deciden acudir a un lugar con el fin de realizar numerosas actividades. Gente para los que las vacaciones no son descanso, sino aventura. Actividades como el senderismo o la escalada han aumentado el número de practicantes en los últimos años de forma considerable. A esto hay que añadir el boom de una actividad divertida y desestresante como es el paintball. Son muchos los grupos de amigos que deciden pasar un día disparando bolas de pintura.

Ante este nuevo panorama que se ha abierto son muchos los lugares que hacen del turismo activo una forma de promocionarse. Pero hay algunos sitios que sorprenden. Un ejemplo de ellos es la provincia de Cádiz. Pese a ser uno de los lugares costeros que más visitantes recibe durante todo el año, especialmente en la época veraniega, la Diputación gaditana ha pedido a las empresas de turismo activo de la provincia que animen a la gente a participar en las Jornadas de Impulso y Asesoramiento Técnico que se llevarán a cabo en la localidad de Tarifa el próximo lunes.

turismo_aventura_cadiz

fuente: cosas de viajes

Se trata de unas jornadas en las que se fomentará el turismo activo y en las que se animará a las empresas a sumergirse en este negocio que tan hondo está calando en los últimos años en la sociedad española. Una forma de aumentar las empresas, el negocio y, a la vez, los visitantes, pues cuantas más empresas haya a mayor cantidad de turistas podrán atender y más ofertas se podrán realizar.

En definitiva, una nueva forma de promocionar la provincia a través de un turismo en auge y totalmente necesario hasta para quienes reciben turistas en cualquier época del año. Y es que ya saben que en estos tiempos hasta las formas de turismo cambian.

Sendaviva, diversión en plena naturaleza

A tan solo 80 kilómetros de Pamplona, en plena provincia de Navarra, se encuentra el parque de aventura y diversión Sendaviva. Si en algún momento habéis soñado con un lugar que mezcle un zoo con un Parque de Atracciones, este es tu lugar.

sendaviva

fuente: tudela.es

Cuenta con una extensión de 120 hectáreas y está próximo al Parque Natural de las Bardenas Reales, declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO, lo que nos hace tener una idea del paraje natural en el que se encuentra.

Una vez aquí la naturaleza da paso a la diversión. Cuenta con numerosas atracciones entre las que destacan dos tubings, siendo uno de ellos el mayor de Europa en línea recta o la Gran Tirolina, que cuenta con 650 metros, siendo también la más grande de todo el continente. Estas atracciones de récord no tapan otras como el Bobsleigh, el Laberinto de Agua o La Caída Libre, lugares en los que todos los miembros de la familia pueden divertirse.

Pero como ya hemos dicho, Sendadvivas une diversión y naturaleza, por ello podemos ver también numerosos animales. Desde leones a osos pasando por tigres, lobos y diversos tipos de aves. Precisamente son estos últimos quienes ofrecen el mayor espectáculo ya que todos los días tiene lugar un espectáculo de rapaces en la zona de La Granja.

Y es que este Parque de Ocio está dividido en cuatro partesEl Pueblo es la zona con más atracciones. Aquí podemos disfrutar incluso de una interesante Casa del Terror. En La Feria encontramos las atracciones acuáticas y las construidas para los más pequeños. Además, es aquí donde podemos disfrutar de los leones. La zona de mayor naturaleza es la conocida como El Bosque. Aquí tenemos la atracción de la Caída Libre, pero también encontramos osos, lobos y unas espectaculares vistas al Parque Natural de las Bardenas. La última zona, La Granja, es en la que podemos disfrutar de la minigranja y el espectáculo de rapaces.

En total, más de 800 animales y un gran número de atracciones, la última el Explore 3D que nos permite ver la naturaleza en tres dimensiones. Y todo ello rodeado de un gran paraje natural que hace que Sendasviva sea un parque único en el mundo.

El parque de toda la vida

España es uno de los países en los que más parques temáticos existen. Port Aventura, Isla Mágica, Terra Mítica, Parque Warner y numerosos parques acuáticos, entre otros, son lugares de diversión que no se encuentran en ningún otro lugar. Sin embargo, si hay un sitio querido por los españoles de esta temática es el Parque de Atracciones de Madrid.

Situado en la Casa de Campo, junto al Zoo, su apertura en el año 1969 supuso una auténtica revolución en la capital de España. Desde el día en que se abrieron sus puertas, el atractivo de atracciones como “El Tobogán”, “Los Siete Picos” o “El Pulpo” hicieron de él el parque temático más visitado.

Pese a esto, el proyecto continuó siendo ambicioso. 20 años después de su inauguración, se llevó a cabo una nueva ampliación. Se abrió un nuevo espacio en el noroeste del parque con atracciones como “Las sillas voladoras”. Pero, sin duda, la mayor novedad fue “El Aserradero”. Esta atracción supuso una revolución en el mundo de los parques temáticos ya que era la primera en el que los visitantes se podían mojar.

parque de atracciones 2

Fue una gran remodelación, pero nada que ver con la que se daría en 1998. El surgimiento de otros lugares de entretenimiento provocó que se hiciese una nueva inversión para ampliar el Parque y construir nuevas tiendas y restaurantes. Además, se dividiría el Parque en cinco zonas, tomando el aspecto que tiene hoy en día.

Por un lado se encuentra la zona infantil. Diseñado para los más pequeños de la familia, encontramos atracciones de los mayores, pero en versión reducida, además de un gran número de actividades para los niños.

Otra de las zonas, la de la Naturaleza es en la que se encuentra la vegetación del parque, de ahí su nombre. Aquí podemos darnos un chapuzón en las atracciones de agua y encontramos otras históricas como “El tren de la mina”.

Sin duda, la más atractiva es la Zona del Maquinismo. Es aquí donde nos encontramos las atracciones más atrevidas. Destacan “El Abismo”, “La Lanzadera”,  “La Tarántula” o la atracción acuática “El Aserradero”.

Si la del maquinismo era la zona donde más emociones vivíamos, todo lo contrario es la de la Tranquilidad. Aquí encontramos atracciones de paseo como “La Jungla” o “Zeppelin”. Pese a ello, aquí se halla una de las atracciones más peligrosas del Parque de Atracciones, “Star Flyer”. Además, se trata de la zona en la que se ofrecen espectáculos como el de “Luz, Sonido y Agua” que se realiza poco antes del cierre.

Un Parque donde disfrutar y relajarse con el aroma de lo antiguo, lo típico, pero con un aire renovado. En definitiva, el Parque de siempre.