Practica turismo activo

España es, probablemente, la cuna, del turismo activo. Especialmente buena para los amantes de este tipo de turismo es la estación veraniega. Y es que a los deportes que podemos realizar en el interior del país tales rafting, tirolina, pintball o barranquismo, se unen los deportes de playa.

La actividad deportiva es más fácil y bella en nuestro país debido, sobre todo, a la gran conservación del patrimonio natural. SI bien es cierto que nos encontramos en una época difícil debido a que las alertas por calor provocan determinados incendios como el que vimos hace una semana en Guadalajara, impidiendo la realización de este turismo activo y perjudicando la actividad turística.

Pero no sólo existen estos cuatro deportes. La lista puede ser infinita. Hoy vamos a ampliarla para que las opciones que barajees cuando quieras practicar uno de ellos sea infinita y tengas un número largo de cosas entre las que elegir.

Una de las actividades más divertidas es el paintball. Se trata de un divertido juego en el que un grupo de amigos, o también diversas empresas para realizar terapia de grupo, se disparan entre ellos bolas de pintura con divertidos juegos de estrategia. Si bien hay que decir que la estrategia, en la mayoría de las ocasiones suele ser escasa. Si les hablo de mi caso, les diría que menos mal que en lugar de periodista no me he alistado en el ejército. Creo que con esto, sobra todo lo demás que pueda decir.

El airsoft es muy similar al paintball, se trata de un juego de estrategia y batalla que se disputa en un escenario parecido al que se viviría en una auténtica guerra. Los jugadores van equipados con mochilas y vestuario igual al que llevan los soldados profesionales.

El invierno y la nieve impiden muchas veces acceder a lugares que nos gustaría visitar. Sin embargo las raquetas de nieve facilitan y ayudan esta labor. Se trata de dos complementos que se ponen bajo las botas de nieve y que permiten avanzar entre la nieve sin ningún tipo de problema. Principalmente sirve para que los pies no se hundan en la nieve. Cataluña es una de las comunidades que más oferta esta opción a los viajeros amantes de los paisajes blancos.