Cine americano del oeste en Almería

En Almería encontramos el único desierto de Europa, el de Tabernas. Esta circunstancia geográfica permite a la provincia recibir miles de turistas al año solo para observar este paraíso arenoso almeriense. Un recurso natural que ha sido aprovechado por la ciudad andaluza para recrear las mejores escenas del cine del oeste gracias a la construcción del parque temático Oasys.

El parque se divide en tres zonas: el poblado oeste, la reserva zoológica y la zona acuática. En la primera de estas zonas, el oeste,  nos encontramos con lo que podíamos llamar el mini Hollywood español. En este desierto se recrearon escenas de películas como “Lawrence de Arabia” o “Indiana Jones y la última cruzada”. Podemos sentirnos como Clint Eastwood o Sean Connery en los lugares en los que dieron sus primeros pasos para ser estrellas de cine.

parque oasys

No es lo único que veremos en el poblado oeste. También hay zonas de entretenimiento como el Museo del Cine. Aquí observamos, entre otras cosas, el primer proyector con sonido o piezas que datan del año 1800. Uno de los más completos del mundo.

200 especies de animales es lo que podemos en la Reserva Zoológica. Divido en distintos hábitats, Sabana, Oasis y Zona Alta, en ellos podremos encontrar jirafas, leones, hienas, diversos tipos de aves…Además, aquí disfrutaremos del mejor de los espectáculos animales, el conocido Papagayos Shows.

En esta zona encontramos también el Museo de la Huella, en el cual nos enseñarán a conocer a los animales a través del tacto. Y lo más destacado, una zona de vegetación de 4.000 árboles. Sí, leen bien. En pleno desierto nos encontramos con esta zona. Magia pura.  Por último, podemos disfrutar del jardín de cactus, con más de 250 especies.

En la última zona, la acuática, se encuentra la piscina tematizada. Sin duda, el lugar donde mejor se lo pasan los pequeños gracias a sus toboganes. También es zona de descanso para los más mayores debido al jacuzzi del que dispone esta zona. Una buena forma de terminar descansando tras un día apasionante.

Aventura en El Bierzo

León es una de esas provincias que no puedes dejar de visitar. El encanto natural de sus pueblos unido a la belleza monumental de la capital, así como a su riqueza gastronómica, le hacen ser uno de los lugares con más recursos de España.

Por ello aquí tienen hueco también aquellas personas que buscan un turismo activo. Más concretamente, en la región natural de El Bierzo. Se trata de una de las comarcas de la provincia leonesa en la que se encuentran municipios como Ponferrada, Bembibre o Cacabelos.

Aquí podremos disfrutar de la naturaleza realizando numerosas actividades. Relajación y diversión a la vez. Parece imposible, pero puede conseguirse en este lugar.

Y es que aquí podemos hacer todas las actividades que nos vengan a la cabeza. La que más demanda tiene es el barranquismo. Solo se puede realizar si las condiciones meteorológicas son adecuadas y si eres mayor de 16 años, pero es una experiencia increíble. Una auténtica descarga de adrenalina en la que realizaremos saltos, descenderemos toboganes y haremos rapel por numerosas cascadas.

Otra de las actividades que tiene una gran aceptación, sobre todo entre los más jóvenes, es el Paint Ball. Ideal para despedidas de soltero y para fiestas entre amigos, si el barranquismo supone una descarga de adrenalina, esto lo supone hasta de ira. Las luchas de pintura son divertidas pero a la vez peligrosas. Ten el seguro echado siempre que escuches alguna explicación y no dispares a una distancia cercana ya que puede ser doloroso para quien recibe el impacto.

paintball
Fuente: Paintballbierzo.com

Las actividades acuáticas también son vitales en este turismo activo que ofrece El Bierzo. Desde el intenso descenso en piragua del río Sil al más relajado paseo, también en esta embarcación. Todo depende de si quieres aventura o simplemente relajarte en medio del río.

Para quienes disfrutan caminando por la naturaleza, dos opciones. Ambas dependen del grado de esfuerzo que estés dispuesto a realizar. Quienes quieran andar tranquilamente, senderismo. Quienes no tengan reparo en sudar y cansar sus piernas, la actividad que deben escoger es el trekking.